martes, 29 de mayo de 2018

LA SANACIÓN EN SOBREVIVIENTES DE VIOLACIÓN SEXUAL DESDE LA PERSPECTIVA HUMANISTA Y A TRAVÉS DEL TRABAJO CON LOS CHAKRAS


LOS CHAKRAS Y SU AFECTACIÓN EN CASOS DE VIOLACIÓN SEXUAL 

PRIMER CHAKRA : 
Chakra Base o Raíz, Color Rojo, Cristales rubí, granate y obsidiana, Ubicación base de la columna.

Nombre Muladhara.
Simboliza la necesidad de sobrevivir, las necesidades básicas, la capacidad para ser energético y la unión con la tierra.
Responde a las necesidades de alimento, ropa, techo y protección, sus manifestaciones mentales y/o emocionales son la seguridad física en la familia o grupo, la capacidad de proveer a las necesidades de la vida, capacidad de hacerse valer y defenderse, sentirse a gusto en casa, ley y orden social y familiar.
Esta vinculado al instinto básico de supervivencia de la persona, a los temores existenciales, a la capacidad para ser práctica y tener éxito en el mundo material, a la facultad para mantener ambos pies bien puestos sobre la tierra y para tomar decisiones.
Une a la capacidad espiritual con la expresión física.
La armonía de este chakra se manifiesta en poderosa sexualidad, energía, actividad, vitalidad, estabilidad y habilidad para discernir.

El desequilibrio se refleja en promiscuidad, desórdenes sexuales, ansiedad profunda, agresividad, enfoque desproporcionado del dinero y cosas materiales, deseo por el sexo y el consumo, falta de confianza, inestabilidad, indiferencia, desilusión y fuerte egocentrismo.

Como podemos observar, en una persona que ha sufrido de un ataque sexual, muchas de estas manifestaciones están presentes, ya que ha vivido la experiencia a no sobrevivir del ataque, a que su seguridad básica en la vida ha sido violentada, lo que le provoca muchas de estas afectaciones y no le permite sentir la tranquilidad de estar en un lugar seguro para vivir, menos aún si el agresor fue un miembro de la familia o conocido por la persona, que es en el 80% de los casos.

Manifiestan inseguridad constante, agresividad, aislamiento, decepción con la vida, desconfianza y en muchos momentos ideas suicidas y deseos de morir.

SEGUNDO CHAKRA : 
Chakra del Sexo o la Búsqueda del Placer; Color anaranjado, Cristales carnelia, ámbar.
Ubicación pelvis. Nombre Svadhisthana.
Simboliza las emociones, la sexualidad y la sensualidad; se manifiesta en la acusación y culpabilidad, el dinero y la sexualidad, el poder y el dominio, la creatividad, la ética y el honor en las relaciones.

Representa el cambio y la individualidad, asi como la comprensión de la singularidad de los demás.

Tiene que ver con el placer, el deseo de procrear, la autosuficiencia, la realización personal y la dedicación al camino propio.
Cuando no esta balanceado, se manifiestan muchas pasiones no correspondidas que la persona intenta satisfacer de diferentes maneras (adicción al sexo, a la comida, a los objetos), tendencia a los celos, inquietud, desequilibrio sexual y problemas para crear lazos sociales y conyugales, lo que le conduce a la soledad.

En una persona que ha vivido la experiencia de violación sexual, este chakra queda sumamente desequilibrado, encontrándose extremos desde una gran promiscuidad y abandono de su placer y su cuerpo, hasta una represión casi total de todo placer sobre todo sexual, dolores pelvicos, musculares, frigidez, anorgasmia, impotencia y falta de interés y deseo sobre la sexualidad y el vínculo con los demás.

TERCER CHAKRA :
Chakra del Plexo Solar, el Instinto del Poder Personal; Color Amarillo, Cristales ámbar, turmalina amarilla, topacio.
Ubicación plexo solar, región del diafragma. Nombre Manipura.

Simboliza el desarrollo de la personalidad, la capacidad de influencia, el poder y la faceta práctica del intelecto, se manifiesta en la confianza, miedo o intimidación, estima y respeto propios, confianza y seguridad en sí mismo, cuidado de sí mismo y de los demás, responsabilidad para tomar decisiones, sensibilidad a la crítica, honor personal.

Representa el ego, es el origen de todo sentimiento, emoción, acción, fuerza, voluntad del yo y su realización.

Con este chakra la persona se conecta con el mundo externo y lo interpreta según su balance.

Cuando esta equilibrado el individuo es valiente, creativo, independiente, tolerante y de personalidad firme.
El desequilibrio se manifiesta en desordenes del ego, dependencia, comportamiento manipulador y dominante, explotación del poder, arrogancia y temores.

Las personas que han vivido un ataque sexual, sufren a corto, mediano y largo plazo de baja autoestima, de desconfianza en si misma, miedos constantes, dificultad de tomar decisiones y de poder ejercer su voluntad, pierden en muchas ocasiones su creatividad y se tornan dependientes e inseguras, sus emociones están en constante confrontación, teniendo depresiones, intolerancia y un Yo muy fragilizado, que son varias de las manifestaciones de un tercer chakra afectado por la experiencia vivida.

CUARTO CHAKRA:

Chakra del Corazón, la Búsqueda del Amor. Color Verde y Rosa; Cristales aventurina, cuarzo rosa. Ubicación en el corazón, en el centro del pecho. Nombre Anahata.

Simboliza el amor, la devoción, la bondad, la habilidad para curar y sanar (dar y recibir), la generosidad y la falta de egoísmo.

Se manifiesta en amor y odio, resentimiento y amargura, aflicción y rabia, egocentrismo, soledad y compromiso, perdón y compasión, esperanza y confianza.

Esta unido a la capacidad de amar, de dar y recibir amor incondicionalmente, al desinterés y a la voluntad y capacidad de dar a los demás.
Une la habilidad espiritual con su expresión física.

Si este chakra esta en desarmonía manifiesta egoísmo, incapacidad de dar y recibir amor, miedo, ansiedades, deseo por el consumo material, tacañería, indecisión, titubeo y afecta a todo el cuerpo. 

Las personas sobrevivientes de violación sexual, presentan en este sentido un desequilibrio muy grande, ya que se viven en muchas ocasiones con miedo a dar y a recibir tanto amor como apoyo de cualquier tipo, se viven resentidas, con mucha ira contenida y rabia hacia lo vivido que no expresan y cierran su corazón en muchas ocasiones a tomar de la vida después del evento.

El ataque sufrido les hace imposible sentirse amadas y que merecen ser tratadas con amor y compasión, la experiencia vivida les lleva a estados de ansiedad constantes y las manifestaciones extremas del desequilibrio del cuarto chakra son evidentes.

QUINTO CHAKRA: 
Chakra de la garganta, la Voz de la Expresión Creativa. Color Azul cielo; Cristales celestina, aguamarina. Ubicación la garganta.

Nombre Visuddha. Simboliza la creatividad, la habildad para expresarse, la comunicación y la inspiración.
Se manifiesta en la elección y fuerza de voluntad, expresión personal, seguir los propios sueños, uso del poder personal para crear, adicciones, juicio y critica, fe y conocimiento, capacidad para tomar decisiones.

Esta unido a todos los aspectos de la comunicación, la capacidad para comunicarse bien, a la armonía con lo que nos rodea, a la habilidad de expresarse, a la creatividad, a la imagen personal y a la fe.

Ata al pensamiento a la expresión del mismo.

Si el chakra esta en desarmonía, hay problemas de comunicación, incapacidad para manifestar ideas y deseos, falta de creatividad, ira, apatía, indiferencia y conflictos entre las emociones y la razón.

Las personas sobrevivientes de violación sexual, han tenido que callar desde que vivieron la experiencia y después de ésta, han sido mutiladas y coartadas de su libertad de expresarse, defenderse, quejarse y manifestar sus pensamientos y emociones al respecto, muchas personas expresan lo vivido años después de esto, es por tanto uno de los desequilibrios que permanecen por más tiempo, sin quitarle la importancia a los anteriores.

Pierden la fe, la fuerza de voluntad y se tornan incapaces de expresarse con claridad y de forma directa y concreta, sobre todo cuando guardaron el “secreto” durante muchos años, y más aun por proteger al agresor cuando es miembro de la familia.

SEXTO CHAKRA :
Chakra del Tercer Ojo, El Deseo de Trascendencia. Color Azul Indigo. Cristales fluorita, turmalina indigo. Ubicación el entrecejo, encima de la base de la nariz. Nombre Ajna.

Simboliza la intuición, el poder intelectual, el poder de la voluntad y el conocimiento.
Se manifiesta en la auto evaluación, verdad, capacidades intelectuales, sensación de capacidad, receptividad a las ideas de otras personas, capacidad para aprender de las experiencias, inteligencia emocional.

Une a la persona con el subconsciente, con la intuición, con la capacidad para comprender los asuntos cósmicos y recibir mensajes no orales.

Es responsable del equilibrio de los dos hemisferios del cerebro, derecho e izquierdo, es decir la intuición y le emoción ( y misticismo) con lógica y razón.
También depende de él el balance físico, la habilidad de concentración, la paz mental, la sabiduría y la percepción extrasensorial.

Si el chakra esta en equilibrio la persona es popular, tiene una intuición poderosa, alta moral y claridad.
Si esta en desarmonía presenta depresión, dependencia, pasiones no correspondidas, indecisión, desequilibrio emocional, cansancio mental, afecciones auditivas, visuales, problemas de aprendizaje y comprensión.


Cuando una persona ha sobrevivido a un ataque sexual, muestra aturdimiento constante, falta de concentración, sensación de incapacidad, auto evaluación negativa, desconfianza en su intuición, dependencia a las decisiones de los otros por no tener claridad de qué hacer, cómo y cuándo.
A mediano y largo plazo permanecen afectaciones físicas como dolores de cabeza, pesadillas, problemas nerviosos, auditivos y visuales, lo que nos indica el gran desequilibrio que hay en este chakra.



SÉPTIMO CHAKRA :
Chakra de la Corona, La entrega a los Temas Espirituales. Color Violeta o Blanco. Cristales cuarzo claro. Ubicación la coronilla. Nombre Sasharata.

Simboliza la luz, el conocimiento y la conexión con el estrato más alto de la conciencia espiritual.

Se manifiesta en la capacidad de confiar en la vida, valores, ética y valentía, humanitarismo, generosidad, visión global de las situaciones, fe e inspiración, espiritualidad y devoción.

Es responsable de la conexión con la conciencia superior, la capacidad de recibir mensajes divinos y cósmicos, la habilidad para enlazarse con el conocimiento divino y la luz universal del amor.

Cuando esta abierto y en equilibrio la persona recibe la bendición de la luz y disfruta de una vida armoniosa y satisfactoria.

Si el chakra esta desequilibrado, manifestará aburrimiento, carencia de propósitos, incapacidad para abrirse a las dimensiones espirituales, carencia de conciencia, situaciones extremas, constantes situaciones de peligro, estados de coma y muerte.

Con la descripción de los chakras anteriores al séptimo, podemos observar que las personas que han vivido una situación de ataque sexual, presentan en varios de ellos desequilibrios y este no es la excepción, ya que pierden la confianza en la vida, en Dios, en la energía creadora, se viven insatisfechas con su vida en general y con una pérdida de sentido de vida y sus valores se ven confrontados por el sentimiento constante de injusticia humana y divina, por lo que este chakra al igual que los demás necesitaran de apoyo para un equilibrio y balance en sus vidas, conectado con el primero que es el de la superviviencia básica.

Es importante mencionar que el hecho de que se describan las afectaciones para que los chakras se hayan desequilibrado ante un ataque sexual, no significa que uno o varios de ellos se encuentren equilibrados o con un mayor movimiento energético ante los que no lo están, puede ocurrir que una persona lleve a que en compensación del desequilibrio de uno, aumente o refuerce el centro de energía de otro que le ayuda a continuar sobreviviendo.

Partiendo de lo anterior, podemos mencionar que las intervenciones psicocorporales ayudan en mucho al trabajo con personas que han sufrido una violación sexual, así como las cognitivas, la terapia de crisis, ejercicios de bionergética y otras muchas que han favorecido a la consultante, pero también aquellas que abordan el trabajo para equilibrar los chakras como la energía sutil y la sanación.

FUENTE: http://www.acasi.org/

domingo, 22 de abril de 2018

EL CAMINO DE LA SANACION

SANAR LAS HERIDAS DEL ALMA
La medicina energética 
(en mi caso elegi el REIKI como camino) 
es una filosofía holística que en­seña
lo siguiente:
Yo soy responsable de la creación de mi salud; 
por lo tanto, en cierto sentido yo participé en la 
crea­ción de esta enfermedad. 
Puedo participar en la curación 
de la enfermedad 
sanándome yo, lo que significa 
sanar al mis­mo tiempo
mi ser emocional, psíquico, físico y espiritual.

Curación total y cura no son lo mismo.
Se produce una “cura” cuando la persona ha logrado controlar o detener el avance físico de una 
enfermedad.
Curar una enfermedad fí­sica, sin embargo, no significa, necesariamente, que se haya aliviado también 
el estrés emocional y psíquico que forma­ba parte de ella. En este caso es muy posible, y 
con frecuen­cia probable, que la enfermedad reaparezca.

El proceso de la cura es pasivo, es decir, el paciente se in­clina a ceder su autoridad al médico y al 
tratamiento pres­crito, en lugar de desafiar activamente la enfermedad y re­cuperar la salud. 

La curación total, en cambio, es un proceso 
activo e interno que implica investigar las 
actitudes, los 
re­cuerdos y las creencias con el deseo 
de liberarse de todas las pautas negativas 
que impiden la total 
recuperación emocio­nal y espiritual. 

Esta revisión interna conduce inevitable­mente a la revisión de las 
circunstancias externas, con el fin de recrear la vida de modo que active la voluntad:
la volun­tad de ver y aceptar las verdades de la propia vida y de la for­ma en que se han utilizado las 
energías, y la voluntad de uti­lizar la energía para crear amor, autoestima y salud.



Curación no siempre significa que el cuerpo físico se recupere 
de una enfermedad. 
Puede significar también que el espíritu de la persona se libera de 
miedos y pensamientos 
negativos, hacia sí misma u otras personas, 
que ha tenido durante mucho tiempo.
Todo lo que vive late de energía, 
y toda esa energía contiene información.

Con mucha frecuencia oigo decir a per­sonas que se sienten “enganchadas” a otra persona o a una experiencia del pasado. 
Algunas comentan que se sienten “agotadas” después de estar con cierta persona o en un de­terminado ambiente. 
De hecho estas palabras corrientes des­criben mejor de lo que podríamos pensar la interacción de nuestro campo energético con nuestro entorno. 

 No es la mente, sino nuestras necesidades emocionales las que controlan nuestra adhesión a los objetivos de poder. 
El famoso dicho «el corazón tiene razones que la razón no comprende» capta perfectamente esta dinámica. 

Tenemos que elegir tomar decisiones. 

TERAPIAS CON REIKILa capacidad de elegir es un poder activo, y la sensación de tener poder activo es a la vez emocionante y temible, porque hace que deseemos cambiar esas partes de nuestra vida que ya no son apropiadas, y cambiarlas nos estimula a poner en tela de juicio otros aspectos que no son satisfactorios.
La curación exige actuar.

LOS SECRETOS FAMILIARES

Los secretos familiares conviven en el interior de muchas familias, cumplen una función y están estrechamente vinculados a la forma que han encontrado para comunicarse sus integrantes.

Tienen que ver con información que pertenece a uno de los miembros de la familia o a varios y que no puede salir a luz.

Información relacionada a la sexualidad, pareja, infidelidades, adopciones, situaciones de consumo, patologías, abusos y transgresiones que forman parte de la novela familiar.

Según la real academia española, el secreto, significa algo “Oculto, ignorado, escondido y separado de la vista o del conocimiento de los demás”.

Dentro de sus funciones se evidencia; un pacto implícito de silencio, la construcción de alianzas con quienes se comparte y deja afuera a quienes desconocen la información que encierra.

Su carácter de prohibido hace quedar afuera la circulación de información familiar por los canales naturales. Entre quienes saben y quienes no saben, se va conformando una trama de división familiar, violencia, malestar y relaciones de poder (el que guarda el secreto u obliga a guardarlo, tiene el poder de la información, en relación a los demás), y surgen en consecuencia la consolidación de familias disfuncionales.

Son familias que viven en forma natural la mentira y el ocultamiento de información fundamentadas en el discurso que “es por no lastimar al otro”.

Discurso que esconde en su contracara la no exposición, la culpa y/o vergüenza que le generaría a la persona, develar la verdad. Lo cual hace difícil el contacto con la realidad, el hacerse cargo y construir relaciones familiares saludables y significativas.

Se evita de esta manera, la vivencia de no ser juzgado, seguir siendo respetado y se mantiene la imagen de familia ideal, en la cual todas las dificultades y conflictos son vistos en el afuera.

El mantener un secreto conlleva a un gasto energético y tensión importante, presente en la comunicación, la cual no circula en forma espontánea y libre.

En ocasiones también surge el aislamiento, la tristeza y la depresión como punto de partida de no poder procesar algo que la persona sabe que no coincide con lo que su familia le muestra.

Se construye un círculo vicioso sin salida, cuando no se logra llegar al fondo de qué es lo que está pasando, se intensifica el secreto, las relaciones conflictivas, crece la desconfianza, no se encuentra la salida y se da paso a los síntomas en sus diversas formas de manifestación: – es frecuente la detección de dificultades de aprendizaje y comportamiento en niños que conviven en este tipo de familias.

Les cuesta aprender, asimilar la información, socializar, sentirse seguros, confiar, decir la verdad, desarrollarse y en definitiva es el paralelismo de la forma de vincularse con su familia. – en la etapa adulta cuando estas situaciones perpetúan sin resolverse, podemos encontrarnos con quienes repiten y fracasan en sus vínculos más estrechos, sin lograr un cambio, somatizan y se alejan de su proyecto de vida.

Con el título sugestivo de la película argentina; “De eso no se habla” (1993), dirigida por María Luisa Bemberg y protagonizada por Marcello Mastroianni, Luisina Brando y Alejandra Podestá, se refleja la trama en cuestión.

Leonor, protagonizada por Luisina Brando es una viuda, rica, madre de una hija de trece años; Charlotte (protagonizada por Alejandra Podestá) quien presenta enanismo y cuya madre cuida en forma obsesiva. Leonor es una figura de tanto poder en el pueblo, que ha logrado la complicidad de la gente para que no hablen de su hija.

La película es muy interesante ya que todo el tiempo muestra; lo que todos saben y a su vez de lo que no se puede hablar, el vínculo entre esa madre y esa hija a punto de partida de lo oculto, lo que no se dice y no se pregunta y como la hija logra la salida y liberación del círculo vicioso al que hacíamos referencia.

En este caso se evidencia a la familia de Charlotte que es su madre, como cierra las puertas al mundo exterior y el costo emocional que esto tiene para su hija. La percepción de que algo se le está ocultando a alguien, es similar a la traición, la respuesta asociada es la agresión o diversas patologías que no mejoran si la realidad no se devela.

Lo que se oculta persiste en el inconciente según el psicoanálisis. La persona ya lo sabe o lo presiente, solo resta que el otro se los confirme.

En términos de comunicación no verbal, también existe un lenguaje a decodificar.

El cuerpo habla y también transmite un mensaje que no está en concordancia con el lenguaje verbal, cuando la comunicación no es veraz. 

Finalmente, cuanto mayor tiempo se mantiene el secreto, mayores dificultades se encontrarán para crecer.

El compartir las verdades de la historia familiar , por más dolorosas que sean, fortalece los vínculos y permite transitar el proceso de la vida sobre una base de confianza, honestidad, resiliencia y aprendizajes.

Los problemas son parte de la vida y de la forma que nos posicionemos frente a ellos, partiendo del grupo primario que es la familia, dependerá como logremos adaptarnos, evolucionar y convivir en sociedad.

Bibliografía de consulta: Anzorena, O. El arte de comunicarnos, Ediciones Lea, Buenos Aires, 2008 Berenstein, I.

Acerca de la transmisión de los significados a través de la estructura familiar, Psicoanálisis de la estructura familiar, Cap. V, Paidós, 1981. Carrel, A.

Lo íntimo, lo privado y lo público, Revista AAPPG, Vol. XVI, nº 1-2,1993. Madanes, C, Terapia familiar estratégica, Amorrortu Editores, Buenos Aires, 2001 Rojas, M. C.

Fundamentos de la Clínica Familiar Psicoanalítica, Familia y Enfermedad Mental, Buenos Aires, Paidós, 1991

Andrea Coppola Lic. en Psicología (UDELAR) Psicóloga Educacional. Psicoterapeuta Sistémica Integrante del Proyecto institucional de Convivencia del CETP UTU Integrante de Equipos Multidisciplinarios del CETP UTU. Formadora del Departamento de Formación de CODICEN (Curso de Herramientas para la gestión educativa).
Integrante de la Red de Psicólogos de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. Autora de varios artículos sobre educación, salud y trabajo.

Fuente:  http://www.redpsicologos.org/los-secretos-familiares-no-se-habla/

Sólo trato de ayudar mediante la difusión de información para quien sufre y necesita ayuda o quien solo quiere informarse. Si algún contenido hiere su sensibilidad o lesiona sus derechos de alguna forma le pido por favor me lo haga saber de inmediato para enmendarlo, a la brevedad, si correspondiere. Gracias.